Pensamiento Del Día

Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y la muerte mediante el pecado, y así la muerte se extendió a todos los hombres porque todos habían pecado (Rom. 5:12).

Podríamos decir que la tasa de infección del pecado es del 100% (Rom. 3:23). ¿Y cuál es la tasa de mortalidad? Pablo escribió que el pecado causa la muerte de “todos los hombres”. Hoy día, pocas personas hablarían del pecado y la muerte en términos tan fatalistas. Es cierto que se conmocionan cuando fallece alguien relativamente joven, pero ven la muerte como algo natural si sucede en la vejez. No se dan cuenta de cuál es el punto de vista del Creador al respecto. En realidad, la duración de nuestra vida es infinitamente menor que la que él se proponía. De hecho, desde su perspectiva, ningún ser humano ha vivido más de un día (2 Ped. 3:8). Por eso, la Palabra de Dios dice que nuestra vida es tan breve como la de una flor, como un suspiro o una exhalación (Sal. 39:5; 1 Ped. 1:24). ¿Por qué debemos tener esto presente? Porque cuanto mejor entendamos la gravedad de nuestra “enfermedad” (el pecado), más valoraremos la “cura”: todo lo que Jehová ha hecho para liberarnos

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s