Pensamiento Del Día

Manténganse en el amor de Dios (Jud. 21).

Las palabras del texto de hoy indican que no podemos quedarnos con los brazos cruzados. ¿Qué debemos hacer, entonces, para mantenernos en el amor de Dios? Para saber la respuesta a esta pregunta, veamos las palabras que pronunció Jesús la noche antes de morir. Él dijo: “Si observan mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he observado los mandamientos del Padre y permanezco en su amor” (Juan 15:10). Jesús sabía que si deseaba mantenerse cerca de su Padre, debía obedecer sus mandamientos. Y si esto era cierto en el caso del Hijo perfecto de Dios, mucho más lo es en el nuestro. La mejor manera de demostrarle a Jehová que lo queremos es obedeciéndole. El apóstol Juan lo expresó así: “Esto es lo que el amor de Dios significa: que observemos sus mandamientos; y, sin embargo, sus mandamientos no son gravosos” (1 Juan 5:3). Así es, Jehová nunca nos pide nada que no podamos hacer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en LA CARRERA QUE ESTA PUESTA DELANTE DE NOSOTROS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s