Pensamiento Del Día

Tengan una buena conciencia (1 Ped. 3:16).

Lamentablemente, mucha gente se deja dominar por su corazón y apenas se preocupa por las normas expuestas en la Palabra de Dios (Efe. 4:17-19). Eso explica por qué tantas personas llegan a cometer auténticas atrocidades a pesar de tener la facultad de la conciencia (1 Tim. 4:2). Nosotros no queremos ser así. Por eso, dejamos que la Palabra de Dios eduque nuestra conciencia para que esta sea un instrumento realmente útil. Y en vez de permitir que nuestros deseos apaguen la voz de la conciencia, la escuchamos con atención. Al mismo tiempo, tratamos de respetar la conciencia de todos. Por eso nos esforzamos por no hacerlos tropezar y tenemos presente que su conciencia puede ser más sensible o restrictiva que la nuestra (1 Cor. 8:12; 2 Cor. 4:2).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en LA CARRERA QUE ESTA PUESTA DELANTE DE NOSOTROS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s