Pensamiento Del Día

Ya que hemos dejado la doctrina primaria acerca del Cristo, pasemos adelante a la madurez (Heb. 6:1).

Pablo animó a los cristianos hebreos a progresar hacia la madurez, pero también les dijo lo que implica esta cualidad (Heb. 5:12-14). Las personas maduras no se contentan con tomar “leche”; ellas necesitan “alimento sólido”. Por eso conocen tanto las enseñanzas elementales de la Biblia como las más profundas (1 Cor. 2:10). Además, como ponen en práctica lo que saben, sus facultades perceptivas están bien ejercitadas, de modo que saben distinguir entre lo que está bien y lo que no. Así, cuando tienen que tomar una decisión, pueden evaluar los principios bíblicos que tienen que ver con su situación y aplicarlos en su vida. Pablo escribió: “Es necesario que prestemos más de la acostumbrada atención a las cosas oídas por nosotros, para que nunca se nos lleve a la deriva” (Heb. 2:1).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en LA CARRERA QUE ESTA PUESTA DELANTE DE NOSOTROS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s