Pensamiento Del Día

Jehová Dios les levantará a ustedes de entre sus hermanos un profeta semejante a mí. Tienen que escucharle (Hech. 3:22).

Hace dos mil años nació un bebé tan especial que su nacimiento motivó a una multitud de ángeles a alabar a Jehová, alabanza que oyó un grupo de pastores (Luc. 2:8-14). Pasaron los años, y el bebé creció hasta convertirse en un hombre. Entonces, a los 30 años de edad, ese hombre comenzó una labor que duró apenas tres años y medio, pero que cambiaría por completo la historia de la humanidad. El historiador Philip Schaff dijo lo siguiente de él: “Sin escribir una sola línea, inspiró más sermones, oraciones, debates, libros, obras de arte y cantos de alabanza que todos los grandes hombres de la historia juntos”. El excepcional personaje del que hablamos es nada menos que Jesucristo. El apóstol Juan dijo: “Hay, de hecho, muchas otras cosas también que Jesús hizo, que, si se escribieran alguna vez en todo detalle, supongo que el mundo mismo no podría contener los rollos que se escribieran” (Juan 21:25).

Anuncios
Publicado en LA CARRERA QUE ESTA PUESTA DELANTE DE NOSOTROS | Deja un comentario

Pensamiento Del Día

”Ahora, ¡miren!,……… ni una sola palabra de todas las buenas palabras que Jehová su Dios les ha hablado ha fallado. … Ni una sola palabra de ellas ha fallado” (Josué 23:14)

HOY día hay tanta gente que miente o no cumple sus promesas, que no es de extrañar que a muchas personas les cueste cada vez más confiar en los demás. Tal vez a usted mismo le haya herido o decepcionado alguien en quien creía. ¿Quiere eso decir que no se puede confiar en nadie? Afortunadamente, hay alguien que merece nuestra confianza total y absoluta. La Biblia aconseja: “Confía en Jehová con todo tu corazón” (Proverbios 3:5). ¿Por qué estamos seguros de que Dios nunca nos decepcionará?

Está claro que Josué confiaba en Dios sin reservas. ¿Qué le daba tanta seguridad? La vida le había enseñado que Jehová siempre cumple sus promesas. Sin duda, su deseo era que los israelitas también tuvieran fe en que se cumplirían todas las promesas divinas que aún faltaban por realizarse. Hablando sobre Josué 23:14, cierta obra de consulta bíblica hace esta interesante sugerencia: “Haga una lista con todas las promesas de la Biblia, investigue y estudie uno a uno todos los personajes que allí aparecen, a ver si halla un solo caso en el que Dios haya olvidado o incumplido una promesa”. Si fuera posible realizar una investigación como esa, llegaríamos a la misma conclusión que Josué: las promesas de Jehová nunca fallan (1 Reyes 8:56; Isaías 55:10, 11). Si dedica tiempo a estudiar la Biblia, se convencerá de que Dios siempre cumple sus promesas y por eso es digno de tota confianza.

Publicado en LA CARRERA QUE ESTA PUESTA DELANTE DE NOSOTROS | Deja un comentario

Pensamiento Del Día

Jehová Dios les levantará a ustedes de entre sus hermanos un profeta semejante a (Hech. 3:22).

Veamos una profecía de Moisés que el apóstol Pedro aplicó a Jesucristo ante una muchedumbre de judíos que se encontraba en el templo. Esto tuvo lugar poco después del Pentecostés del año 33, cuando Pedro y Juan curaron a un mendigo que era inválido de nacimiento. Al verlo caminar, la gente se quedó maravillada, “casi fuera de sí” (Hech. 3:11). Entonces, Pedro les explicó que este milagro se debía al espíritu santo que Jehová le había otorgado mediante Jesucristo. Y a continuación citó el pasaje de las Escrituras Hebreas que leemos en el texto de hoy (Deu. 18:15, 18, 19). Esta profecía debió de sonarles bastante familiar a quienes estaban escuchando a Pedro. Como judíos que eran, tenían en alta estima a Moisés y esperaban con anhelo la llegada del profeta predicho, que sería mayor que Moisés (Deu. 34:10). En cierto sentido podía decirse que Moisés era un mesías, pues había sido ungido o escogido por Dios. Sin embargo, el futuro profeta no sería simplemente un mesías: sería el Mesías, “el Cristo de Dios, el Escogido” de Jehová (Luc. 23:35; Heb. 11:26).

Publicado en LA CARRERA QUE ESTA PUESTA DELANTE DE NOSOTROS | Deja un comentario

Pensamiento Del Día

Manténganse en el amor de Dios (Jud. 21).

Las palabras del texto de hoy indican que no podemos quedarnos con los brazos cruzados. ¿Qué debemos hacer, entonces, para mantenernos en el amor de Dios? Para saber la respuesta a esta pregunta, veamos las palabras que pronunció Jesús la noche antes de morir. Él dijo: “Si observan mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he observado los mandamientos del Padre y permanezco en su amor” (Juan 15:10). Jesús sabía que si deseaba mantenerse cerca de su Padre, debía obedecer sus mandamientos. Y si esto era cierto en el caso del Hijo perfecto de Dios, mucho más lo es en el nuestro. La mejor manera de demostrarle a Jehová que lo queremos es obedeciéndole. El apóstol Juan lo expresó así: “Esto es lo que el amor de Dios significa: que observemos sus mandamientos; y, sin embargo, sus mandamientos no son gravosos” (1 Juan 5:3). Así es, Jehová nunca nos pide nada que no podamos hacer.

Publicado en LA CARRERA QUE ESTA PUESTA DELANTE DE NOSOTROS | Deja un comentario

Pensamiento Del Día

Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y la muerte mediante el pecado, y así la muerte se extendió a todos los hombres porque todos habían pecado (Rom. 5:12).

Podríamos decir que la tasa de infección del pecado es del 100% (Rom. 3:23). ¿Y cuál es la tasa de mortalidad? Pablo escribió que el pecado causa la muerte de “todos los hombres”. Hoy día, pocas personas hablarían del pecado y la muerte en términos tan fatalistas. Es cierto que se conmocionan cuando fallece alguien relativamente joven, pero ven la muerte como algo natural si sucede en la vejez. No se dan cuenta de cuál es el punto de vista del Creador al respecto. En realidad, la duración de nuestra vida es infinitamente menor que la que él se proponía. De hecho, desde su perspectiva, ningún ser humano ha vivido más de un día (2 Ped. 3:8). Por eso, la Palabra de Dios dice que nuestra vida es tan breve como la de una flor, como un suspiro o una exhalación (Sal. 39:5; 1 Ped. 1:24). ¿Por qué debemos tener esto presente? Porque cuanto mejor entendamos la gravedad de nuestra “enfermedad” (el pecado), más valoraremos la “cura”: todo lo que Jehová ha hecho para liberarnos

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Pensamiento Del Día

El temor de Jehová es puro, subsiste para siempre (Sal. 19:9).

Cuando se realiza el descubrimiento de un gran tesoro, no es raro ver la noticia en primera plana. Y aunque algunos de esos objetos tienen valor histórico y artístico, en realidad no es mucho lo que pueden aportar a nuestra vida cotidiana. En cambio, hay otros tesoros que realmente nos benefician, y esos son los que la Palabra de Dios nos anima a buscar. Esta invitación va dirigida a todo el mundo, y la recompensa es mucho mayor que la que se podría obtener encontrando oro o plata (Pro. 2:1-6). Entre los valiosos tesoros que la Palabra de Dios nos anima a buscar está “el temor de Jehová”, que sirve de gran protección en estos tiempos tan difíciles. También está “el mismísimo conocimiento de Dios”, gracias al cual tenemos el mayor honor al que pudiera aspirar cualquier ser humano: entablar una amistad íntima con el Altísimo. Los tesoros de la sabiduría, el conocimiento y el discernimiento que nos ofrece Dios nos ayudan a superar las dificultades de la vida (Pro. 9:10, 11).

Publicado en LA CARRERA QUE ESTA PUESTA DELANTE DE NOSOTROS | Deja un comentario

Pensamiento Del Día

Iba viajando de ciudad en ciudad y de aldea en aldea, predicando y declarando las buenas nuevas del reino de Dios (Luc. 8:1).

El buen maestro procura crear un ambiente cómodo para que sus alumnos tomen parte activa en la clase y se sientan libres de expresarse. Se interesa sinceramente en sus estudiantes, se adapta a su capacidad y sus necesidades, y toma en cuenta sus circunstancias. Cuando el maestro tiene verdadero amor por sus estudiantes, estos lo perciben. Como resultado, él disfruta de enseñar, y ellos, de aprender. Jesús amaba de verdad a la gente. Su mayor muestra de amor fue entregar su vida humana perfecta para salvar a la humanidad (Juan 15:13). Pero también demostró su amor durante su ministerio. Atendió sin descanso las necesidades físicas, y sobre todo espirituales, de la gente. En vez de esperar que acudieran a él, recorrió a pie cientos de kilómetros para llevarles las buenas nuevas (Mat. 4:23-25).

Publicado en LA CARRERA QUE ESTA PUESTA DELANTE DE NOSOTROS | Deja un comentario